En América Latina, Marruecos es el buque insignia de la cooperación Sur-Sur

miércoles, 27 de julio de 2022 a las 13:40

– Rachid MAMOUNI –
Buenos Aires – signo de apoyo inequívoco a la posición marroquí sobre el Sáhara y el deseo de fortalecer la cooperación Sur-Sur a todos los niveles. Estas son las dos grandes líneas de la hoja de ruta trazada en los últimos meses por los grupos parlamentarios regionales de América Latina hacia Marruecos.

El Parlatino (Parlamento Latinoamericano y Caribeño), Parlandino (Parlamento Andino), Parlacen (Parlamento Centroamericano) y Foprel (Foro Parlamentario de Presidentes de los Poderes Legislativos de los Países Centroamericanos, México y el Caribe) son instituciones legislativas regionales derivadas directamente del La gente está en América Latina. Son también expresión de una integración regional avanzada entre los países de las subregiones de este continente.

Tras el apoyo de todos los continentes a la posición marroquí en el conflicto del Sáhara, estas instituciones legislativas apoyaron sucesivamente de forma abierta, precisa y clara la propuesta de una autonomía en el Sáhara bajo soberanía marroquí.

Este respaldo se basa en dos sólidas consideraciones: Primero, un análisis detallado y razonado de las verdaderas causas de la disputa, quitándose las máscaras y revelando las identidades de los verdaderos responsables de perpetuar la disputa.

En segundo lugar, las visitas de las máximas autoridades de estas instituciones a Marruecos y el nivel de prosperidad observado en las provincias del sur han reforzado en ellas la convicción unánime de que la única solución válida es la propuesta por Marruecos.

Pero más allá de este apoyo en un tema de vital importancia para Marruecos, las agrupaciones parlamentarias regionales reafirmaron su interés en profundizar las relaciones de cooperación con Marruecos dado su papel de liderazgo en el continente africano.

La última declaración al respecto fue anunciada a principios de julio por el presidente del Parlamento Andino, Fidel Espinoza Sandoval, quien saludó los avances de Marruecos gracias al liderazgo de SM el Rey Mohammed VI.

La hoja de ruta acordada entre Parlandino y la Cámara del Consejo, que tiene el estatus de socio avanzado de Parlandino, se refiere a la creación de un “Foro Parlamentario Marruecos-Comunidad Andina” dedicado a temas de cooperación económica, comercio y seguridad energética, con el horizonte de celebración de un tratado de libre comercio entre Marruecos y los países de la Comunidad Andina, tal como lo solicitó Espinoza Sandoval.

En apoyo a Marruecos, con un claro mandato simbólico, el Parlandino (integrado por eurodiputados de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Chile) celebró este año su sesión ordinaria en la ciudad de El Aaiún por primera vez fuera de un Estado miembro.

La diplomacia parlamentaria también se ha materializado con otra fuerte agrupación en la región, el Parlatino, cuya presidenta, Silvia del Rosario Giacoppo, visitó Marruecos en junio y aboga por el compromiso multilateral, que está en el centro de su acción conjunta con el Parlamento marroquí, las Sinergias entre los continentes de África y América Latina.

El plan de acción, elaborado de acuerdo con el Parlamento marroquí, se refiere a la lucha contra el cambio climático y la promoción de la paz y la seguridad alimentaria.

La construcción de un modelo de cooperación Sur-Sur, la creación de una asociación económica en la que todos salgan ganando y el lanzamiento de proyectos conjuntos de desarrollo humano y social forman parte de esta agenda común.

En el capítulo del apoyo a la causa nacional, el Parlatino aplaude «la vía diplomática» que ha elegido Marruecos para resolver el diferendo del Sáhara.

Desde Centroamérica, el grupo parlamentario de la región (Parlacen) saludó la nueva posición de España en apoyo a la integridad territorial de Marruecos, que “permitirá poner fin al diferendo sobre el Sáhara marroquí”.

Su presidente, el nicaragüense Guillermo Ortega Reyes, no dejó de manifestar su “satisfacción por la garantía de soberanía e integridad territorial, así como de prosperidad, en las relaciones entre el Reino de Marruecos y la historia del Gobierno marroquí”, añade el escrito del Sr. Ortega Reyes.

Con sede en Ciudad de Guatemala, el Parlacen es la representación política y democrática permanente del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

Se compone de seis países: Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

Marruecos es miembro observador del Parlacen desde 2015. En febrero pasado, recibió el estatus de «socio avanzado» en reconocimiento a su papel en el fortalecimiento de la cooperación Sur-Sur.

La saga continúa con el Foro de Presidentes y Legislativos de Centroamérica, el Caribe y México (FOPREL), con el que la colaboración ha tenido “grandes avances”.

En este contexto, el presidente de Forpel, Santiago Ulises Rivas, anunció la próxima conclusión de un acuerdo para fortalecer la cooperación con el Parlamento marroquí para reformar las leyes educativas y combatir el cambio climático y la inseguridad alimentaria.

Con todas estas agrupaciones parlamentarias regionales en América Latina, Marruecos tiene los atributos de un socio privilegiado, escuchado y respetado.

Lejos de ser usurpados, estos atributos son la consecuencia lógica de su incansable compromiso con la fructífera cooperación Sur-Sur y su condición de nexo con el mundo árabe y África.

Augusto Llanos

"Pionero de Internet. Alborotador. Apasionado amante del alcohol. Defensor de la cerveza. Zombie ninja".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.