Ruben Blades: el poder no corrompe, el poder desenmascarado

CIUDAD DE MÉXICO (AP) – A veces uno se pregunta qué hubiera pasado si Rubén Blades hubiera sido presidente de Panamá. Hubiera sido bueno? Odiado ¿Era mejor que no lo hiciera?

«Creo que hubiera sido bueno para el país», dijo Blades en una entrevista por videollamada el jueves, pocas horas antes de los premios Grammy Latinos en Las Vegas. Fue una gran noche para Blades, quienes fueron nombrados Persona del Año de la Academia Latina de la Grabación y por “SALSWING!” Ganaron el álbum del año. y mejor disco de salsa por “SALSA PLUS!”, ambos con Roberto Delgado & Orquesta.

“La gente dice que el poder corrompe. No me parece. Creo que el poder está desenmascarado ”, agregó. “No te comprarán si no te vendes a ti mismo. … El servicio público vale más para mí que un Grammy o todos los Grammy que me he ganado o lo que me den. No hay nada como servir a su país ya su gente, punto «.

Desde que se postuló sin éxito para la presidencia en 1994, se ha mantenido fiel a la música y la actuación. (Sus fanáticos todavía están ansiosos por ver más de él que Daniel Salazar en Fear The Walking Dead). Y se desempeñó como Ministro de Turismo en el sector público de 2004 a 2009, sin los escándalos de corrupción o nepotismo que a menudo atormentan a los políticos latinoamericanos. . De hecho, como se ve en el documental de 2018 Ruben Blades is Not My Name, todavía puede caminar por las calles de Panamá y ser recibido por la gente.

Después de quedar fascinado por la música de Frankie Lymon y The Teenagers en la película «Rock Rock Rock!» Cuando tenía alrededor de 10 años, Blades entró en la música por una puerta trasera en la década de 1970, pero nunca se fue.

Aunque, «contrario a lo que dice la gente que no sabe de lo que habla, yo no salí de Panamá para hacerme músico, salí de Panamá porque no quería ser abogado en una dictadura», dijo. Blades, cuyos padres abandonaron el país antes que él por un problema con el líder militar Manuel Noriega. “Cuando llegué a Florida para estar con mi familia, hubo muchas dificultades y no pude ayudarlos porque mi facultad de derecho en Florida no estaba funcionando. Así que llamé a FANIA, la mayor compañía discográfica de salsa «.

Richie Ray y Bobby Cruz de FANIA grabaron «Guaguancó Triste» de Blades en 1971 con la esperanza de encontrarle un trabajo como compositor o músico. El único espacio que tenían era la persona a cargo de la sala de correo de la etiqueta.

«Empecé en la oficina de correos de FANIA y allí me encontró Ray Barretto … Alguien le dijo: ‘El tipo que estampa correspondencia en FANIA, canta y escribe canciones», recuerda Blades. «Me visitó Barreto y yo hice una audición y me puso en la orquesta con Tito Gómez, que en paz descanse, y así comencé en Nueva York en 1974.»

«Buscando Guayaba», «Pedro Navaja», «Plástico», «Prohibido Olvidar», «Buscando América» ​​y «Desapariciones» son algunas de las canciones del ex cartero de FANIA, que ganó 10 Latin Grammys y nueve Grammys con el dos trofeos de los premios Thursday.

“Mientras pueda cantar y ofrecer al público la calidad que me pido y a la que estoy acostumbrada, seguiré trabajando. Pero en el momento en que sienta que la voz o el estado de ánimo, el entusiasmo no está ahí, pararé de inmediato, como dejé de fumar ”, dijo. «La música nunca me dejará, porque la música te ayuda espiritualmente, incluso te ayuda terapéuticamente y te mantiene conectado con lo mejor del universo».

El miércoles, Blades se celebró en el tradicional concierto benéfico Persona del Año a cargo de decenas de artistas, entre ellos Andrés Calamaro, Vicentico, Flor de Toloache, Diego Torres, Farruko y Joaquín Sabina, quienes interpretaron versiones de sus canciones.

«El hecho de que él (Sabina) viniera de España para compartir este momento conmigo me parece muy especial», dijo. “Le dije: ‘Podrías haberlo hecho a través de Zoom’. Me sorprendió y realmente lo agradezco, lo admiro mucho.

“También me sorprendió Christina Aguilera. Ni siquiera sabía que ella me conocía ”, dijo sobre la cantante estadounidense que interpretó“ Camaleón ”en un arreglo similar al pasillo ecuatoriano.

La estrella de 73 años enfatiza que la música y la actuación siempre requieren trabajo en equipo. Harrison Ford, Jack Nicholson, Diane Keaton, Danny Glover y Robert De Niro se encuentran entre sus compañeros en pantalla a través de sus más de 50 películas y películas para televisión.

«Aprendo mucho de mis colegas», dijo Blades. «Realmente disfruto trabajando y aprendiendo de los demás».

Sin embargo, se quejó de que no había muchos personajes latinos en el cine y la televisión en Estados Unidos.

“A pesar del hecho de que somos la minoría más poblada, y a pesar de nuestras contribuciones que son grandes contribuyentes al producto interno bruto y la cultura de los Estados Unidos”, dijo. «Por eso me parece necesaria la presencia de un latino para representar todos los aportes que hacemos».

La tercera constante en la vida de Blades fue su búsqueda de justicia social, trabajando para abordar causas que van desde la lucha contra el hambre y la pobreza hasta ayudar a los migrantes y los pacientes con VIH.

«La fama brinda un escenario y una oportunidad para expresar opiniones que deberían tener un impacto y tener un impacto positivo en nuestra sociedad», dijo Blades. «Es positivo que un artista hable de manera responsable e informada sobre temas que de otro modo podrían pasar desapercibidos».

Leopoldo Espin

"Introvertido certificado. Fanático de Internet devoto. Alborotador sutilmente encantador. Pensador".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.