Alrededor de 650 migrantes pueden cruzar la frontera entre Panamá y Colombia todos los días | Internacional | Mensajes

A partir del 1 de septiembre, la cuota diaria de martes a sábado se reducirá a 500 migrantes por día. El país acogió a miles de migrantes todos los días.

EFE

Panamá y Colombia anunciaron este miércoles que han fijado una cuota diaria de 650 migrantes hasta finales de este mes y otra de 500 diarios a partir de septiembre para cruzar la peligrosa frontera hacia Darién.

“Las cuotas fijadas con Colombia son, mientras tenemos la crisis de hacinamiento de 15.000 en Necoclí (Colombia), estaremos acogiendo a 650 personas al día a fines de este mes”, dijo la directora de Migraciones de Panamá, Samira Gozaine.

Gozaine agregó que a partir del 1 de septiembre, la cuota diaria se reducirá «de martes a sábado» a 500 migrantes por día.

Este acuerdo con Colombia es «muy positivo porque hubo días en que Panamá acogió hasta 1,500 migrantes, 2,000 migrantes; hubo una semana en la que recibimos 10,000 migrantes, incluidos los domingos», dijo el director de la Agencia Panameña de Migraciones.

En 2021, alrededor de 55.000 personas que viajan a América del Norte han ingresado a Panamá hasta el momento, lo que representa el 33% de la migración que ha ingresado a Panamá desde 2013, según las cifras que Gozaine anunció este miércoles.

Según datos oficiales panameños divulgados el viernes pasado, al menos 49.000 migrantes, la mayoría de nacionalidades haitianas y cubanas, arribaron a Panamá de camino a Norteamérica.

Panamá y Colombia acordaron el viernes pasado utilizar un sistema de migración controlada para los migrantes que viajan en masa a América del Norte., y el lunes acordaron un cupo, cuyo número fue anunciado hoy luego de una reunión virtual con cancilleres de Brasil, Costa Rica, Chile, Ecuador y México, así como con representantes de Perú, Estados Unidos y Canadá.

Por su parte, la canciller de Panamá, Erika Mouynes, afirmó que «los números establecidos» serán homologados con Colombia «por el lado costarricense», es decir, la frontera norte panameña.

En 2016, la reunión de miles de cubanos en la frontera entre Panamá y Costa Rica desató una crisis humanitaria y resultó en que los dos países desarrollaran un plan de migración controlada que incluía registros biométricos, alimentarios y de salud en el lado panameño.

Primer paso hacia una solución regional integral

La reunión ministerial de este miércoles, convocada con «un compromiso real de encontrar una solución integral y oportuna, es un primer ejercicio, un primer paso importante», dijo Mouynes en una conferencia posterior a la reunión virtual.

“En las conclusiones se acordó conformar un equipo de trabajo multilínea, particularmente en las direcciones de migración, y se hicieron propuestas específicas en cada uno de los temas planteados”, dijo.

Mounyes enfatizó que «no podemos frenar el fenómeno migratorio, pero sí podemos garantizar un paso seguro y controlado» y con la «voluntad de todos los» países participantes «de cuidarlo juntos».

Al establecer una posible ruta marítima u otro medio para evitar que los migrantes crucen la Selva del Darién, el Canciller reiteró que «ese es uno de los objetivos» y que «los equipos ya se han puesto de acuerdo para investigar todo: de dónde van, hacia dónde se reciben «.

El canciller panameño agregó que «por primera vez, desde que tenemos la información y el número entrante al momento, podemos implementar nuevos mecanismos e incluso buscarlos y recibirlos».

El tapón de Darien utilizado cada año por miles de migrantes de todo el mundo en ruta a América del Norte Se considera una de las rutas más peligrosas del mundo., tanto por sus características naturales como por la presencia de grupos criminales. (I)

Leopoldo Espin

"Introvertido certificado. Fanático de Internet devoto. Alborotador sutilmente encantador. Pensador".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.