El expresidente Martinelli absuelto de escuchas telefónicas ilegales | Las noticias y análisis más importantes de América Latina | DW

Un tribunal de Panamá declaró absuelto al expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) el martes (11/09/2021) en una nueva audiencia sobre el caso de escuchas telefónicas ilegales durante su mandato conocido como «pinchazos».

“La justicia finalmente se ha aplicado, siete años de esta tortura, en esta tortura (…), agradezco al Poder Judicial panameño que sufrí mucho y me arrepiento y no quiero que lo que me pasó no pase ningún panameño”, dijo. el ex presidente cuando salió de la corte.

Envuelto en un ambiente festivo por los simpatizantes de su nuevo partido Realizing Goals (RM), el expresidente salió de la cancha pocos minutos después de ingresar a la cancha, acompañado de su defensa, y se retiró del sistema de persecución penal en Ciudad de Panamá.

El tribunal de tres jueces determinó por unanimidad que el «expresidente no había emitido la orden de telecomunicaciones, rastreo, rastreo y vigilancia sin autorización judicial» y programó la audiencia para leer el veredicto, informó el órgano judicial.

Mientras aparecía en Nextv, estación de televisión de su propiedad, Martinelli pidió al «gobierno estadounidense un favor humanitario»: que sus dos hijos Ricardo y Enrique estaban presos en Guatemala y que uno de ellos estaba a punto de ser extraditado a Estados Unidos por un presunto uno Delito de lavado de activos relacionado con la constructora brasileña Odebrecht, «vayan juntos a los tribunales».

Este nuevo juicio oral contra Martinelli comenzó el pasado mes de julio, con un mes de retraso respecto a la fecha prevista por dos suspensiones y tras la anulación del primero, en el que fue declarado «no culpable» en 2019.

El expresidente enfrentó dos delitos en este segundo juicio, escuchas y vigilancia de telecomunicaciones, procesamiento y vigilancia sin autorización judicial, lo que le impuso hasta 8 años de prisión, una reducción drástica en comparación con el primero en el que hubo 4 delitos y la pena máxima. de 21 años.

El juicio estuvo sujeto a una serie de percances y aplazamientos durante los 67 días que duró, y Martinelli señaló que presuntamente había retrasado su inicio y había estado involucrado en discusiones con un exdiputado, presunta víctima de escuchas telefónicas ilegales.

«Broma política»

Además, en las últimas semanas ha arrojado dudas sobre su posible suspensión por una supuesta falta de crédito al inicio del juicio ante la Corte Suprema de Panamá.

El caso conocido como «Pinchazos» se ha complicado en el ámbito de la Corte Suprema desde que se abrió en 2015: Martinelli huyó a Estados Unidos, donde luchó durante un año contra su extradición a Panamá, que entró en vigencia en 2018, y Posteriormente renunció a la Diputación Regional, lo que le otorgó un privilegio, por lo que su caso pasó al Poder Judicial Ordinario.

Después de un largo juicio, fue declarado «no culpable», pero un año después un tribunal de apelaciones lo anuló y reprogramó el juicio para ese año.

Se descubrió que el ex presidente de 69 años había escuchado las telecomunicaciones de más de un centenar de personas, incluidos empresarios, políticos de la oposición e incluso sus aliados y periodistas.

Martinelli, que siempre ha defendido su inocencia, califica este proceso de «engaño político», que es una supuesta «persecución política», y apunta a las altas esferas de la política y el gobierno que supuestamente buscan descalificarlo de las elecciones generales de 2024, en que quiere postularse nuevamente a la presidencia con su nuevo partido Realiendo Metas (RM).

Martinelli también está siendo procesado en Panamá y no se le permite salir del país por el caso Odebrecht, por supuesto blanqueo de capitales, como en el caso «Nuevos Negocios» en relación con la compra de un conglomerado de medios.

mg (efe, AP)

Rockie Steve

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *