Steven Spielberg: «West Side Story necesitaba algunas correcciones»

Hollywood tenía una tarea pendiente con «West Side Story»: el eterno musical sobre las vivencias de los puertorriqueños en Nueva York apenas contó con actores boricuas en su primera adaptación cinematográfica, que Steven Spielberg quiso cambiar en la nueva versión.

“Esta es la primera producción de ‘West Side Story’ que presenta un elenco latino para dar vida a los ‘Tiburones’. Era algo que había que corregir”, dice el director en una entrevista con Efe.

Desde que se anunció el proyecto en 2014, Spielberg ha conocido la anticipación de llevar uno de los grandes musicales de Broadway de regreso a la pantalla grande.

«Nunca veo mis propias películas. Es raro, pero yo no. Los enrollo y paso a otra cosa. Pero esta vez me senté al lado de mi mujer durante el estreno y disfruté cada segundo”, admite.

«Y creo que hicimos las cosas bien», añade.

Las primeras reacciones a la película, que se estrena este fin de semana en Estados Unidos, han acogido con satisfacción el logro del veterano cineasta ante un doble reto: era su primer musical y, además, una historia en la que las sensibilidades articuladas en un momento en torno al racismo están en el centro. superficie de la piel.

Aunque la película de 1961 es una de las más exitosas de la historia gracias a sus diez premios Oscar, incluido el de mejor película, con el tiempo se ha convertido en uno de los ejemplos más elocuentes de los problemas de representación que ha prolongado.

Natalie Wood, nacida en Rusia, asumió el papel de María; George Chakiris, de ascendencia griega, interpretó a Bernado y la mayoría de los personajes puertorriqueños fueron interpretados por actores blancos con maquillaje marrón.

En cambio, la única puertorriqueña destacada en el elenco, Rita Moreno (que ganó un Oscar por su papel de Anita), se maquilló mucho más oscura que la suya para exagerar su estatus caribeño.

“No es una corrección que se deba a esta nueva era del ‘woke’ (término que hace referencia a la cultura de la cancelación en EEUU) -dice Spielberg-. Teníamos una deuda de gratitud con el pueblo de Puerto Rico”.

Por eso, el director de ET y Jurassic Park creó un papel específico para Moreno y la contrató como productora ejecutiva para corregir elementos del guión que no reflejaban fielmente las experiencias de los inmigrantes hispanos en Estados Unidos.

«FUI IRRESPETUOSO SUBTITULAR LOS DIÁLOGOS EN ESPAÑOL»

Como resultado, el equipo, junto con el guionista Tony Kushner («Lincoln»), aumentó el acento latino de la historia hasta el punto de que la versión original incluía varios minutos de diálogo en español. Sin subtítulos.

“El español es el segundo idioma en EE. UU., entonces sentí que era una falta de respeto subtitularlo porque tiene que ver con el inglés y sin ningún tipo de apoyo”, señala Spielberg.

De hecho, la fuerte presencia del español fue uno de los detalles que más llamó la atención durante el estreno de la película en Nueva York.

Inmediatamente después, Spielberg afirmó que su objetivo era que los espectadores de habla hispana e inglesa se congregaran durante las funciones y «escucharan las risas de grupos que entienden ciertas cosas en español».

A pesar de los cambios descritos en el papel, la trama de la nueva película se mantiene fiel al musical escrito y compuesto por Leonard Bernstein, Arthur Laurents y el difunto Stephen Sondheim.

«UTILICE LA FICHA ORIGINAL DEL MUSICAL DE BROADWAY»

Rachel Zegler, de origen colombiano, debuta en el cine con una interpretación un poco más perspicaz de la María sincera, mientras que Ansel Elgort entrega un Tony tierno y penitente.

Entre los demás miembros del reparto, Ariana DeBose brilla como «prieta» (afrolatina). Anita y David Alvarez se meten en el papel de Bernardo, desilusionado con el «sueño americano». Los dos actores logran una enorme complicidad en «América», uno de los números musicales que más aplausos recibe de la crítica.

“Utilicé la partitura original del musical de Broadway de 1957. Pasé semanas con auriculares escribiendo todos los números”, recuerda Spielberg.

Y como en la primera versión de este moderno «Romeo y Julieta», el cineasta ha inmortalizado a la ciudad de Nueva York como un personaje más de la película, gracias a inmortales números como «Maria», «Tonight» o «I Feel Pretty». “.

«En pocas palabras, rehicimos la película para una nueva generación», responde Spielberg.

Fernándo Arocha

"Fanático incurable del alcohol. Orgulloso practicante de la web. Aspirante a jugador. Aficionado a la música. Explorador".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.